Saltar al contenido

Plantas que son superalimentos

Plantas que son superalimentos

Las plantas son una gran alternativa a los tratamientos químicos convencionales, porque la mayoría de estos medicamentos basan su composición en los principios activos procedentes de la naturaleza. Su gran diversidad ha posibilitado que, desde tiempos remotos, el ser humano haya recurrido a ellas para elaborar diferentes remedios para la salud.

Lo habitual es utilizarlas como alimento, teniendo en cuenta que la variedad permite diferentes usos gastronómicos y aportes nutricionales en función de la especie. Algunas de estas plantas están consideradas como superalimentos porque tienen propiedades beneficiosas que no se aprecian en otros alimentos. Oligoelementos o vitaminas son algunas de esas cualidades, aunque también hacen referencia a las características medicinales, analgésicas o diuréticas.

¿Quieres descubrir por qué incluir en tu dieta la estevia, la moringa, la equinácea o la maca? ¡Comenzamos!

Algunos ejemplos de plantas consideradas superalimentos y por qué tomarlas

Algunas de las plantas que verás a continuación las puedes encontrar con facilidad, otras se consumen en forma de complementos alimenticios y otras precisan de algún tipo de tratamiento. Pero lo que tienen en común es que aportan grandes beneficios para tu salud.

Estevia, un edulcorante natural latinoamericano

De los superalimentos que se mencionan en este artículo, puede ser el más conocido porque se ha hecho un hueco en el mercado occidental en los últimos tiempos. No obstante, en su zona de origen, Suramérica, se utiliza desde hace varios siglos.

Su popularidad deriva de que es un edulcorante natural y puede endulzar los alimentos sin aportar azúcar. Esto es muy positivo, ya que el azúcar blanco es uno de los alimentos más nocivos que se consumen a diario, porque puede ser precursor de diabetes o de problemas de hipertensión.

La estevia, además, es rica en oligoelementos como el magnesio, el zinc o en vitaminas A, E y B.

Moringa, una fuente de vitaminas

La moringa es otra de las plantas que se pueden considerar como un superalimento, porque es rica en vitaminas y también tiene propiedades medicinales. Es originaria de la India.

Para que comprendas la magnitud de los beneficios de esta planta, debes saber que con cien gramos de ella aportas a tu cuerpo el 92 % de la cantidad que este necesita de vitamina B6, y una gran cantidad de vitamina B1, C y A, entre otras. Si incorporas la moringa en tu dieta no vas a necesitar tomar otros suplementos vitamínicos, ya que, de forma natural, te aportará todos los nutrientes y vitaminas necesarios.

Maca como uno de los afrodisíacos naturales

La raíz de maca es un afrodisíaco natural. Aumenta la energía y la fuerza al consumirla. Puede tomarse incorporada en bebidas, batidos o en infusión.

Cúrcuma, un alimento para prevenir enfermedades

Este superalimento se lleva utilizando en Asia desde hace muchísimos años, pero hoy en día lo puedes utilizar y disfrutar en otros continentes. Tiene usos medicinales, pero también utilidades culinarias, estando presente en el curry, ya que la curcumina es la que otorga ese característico color amarillo luminoso.

Equinácea, una de las plantas medicinales más utilizadas

Son muchas las plantas medicinales que se utilizan para reducir el dolor, la inflamación, bajar la fiebre o cualquier otra situación que padezca el ser humano. No obstante, algunas de esas plantas pueden ser más o menos eficaces y, en ocasiones, no es sencillo incorporarlas en tu dieta.

La equinácea es otra de esas plantas que se pueden incluir de manera sencilla en la dieta. Procede de América del Norte y los indios de la zona ya la utilizaban, por eso se ha transmitido su valor medicinal. La empleaban en forma de cataplasmas para quemaduras, golpes o heridas, pero también la infusionaban para reducir el dolor de cabeza. Tiene un ligero efecto antibiótico, por lo que es perfecta para tratar un pequeño catarro.

En cuanto a sus propiedades nutricionales, hay que decir que la equinácea aporta vitaminas del grupo B, aminoácidos, alcaloides y otros compuestos que, junto con sus capacidades medicinales, la hacen imprescindible en cualquier tipo de dieta.

Ruibarbo: un remedio natural para mejorar el aparato digestivo

Esta planta es otra de las que aportan grandes propiedades medicinales. Es un antiinflamatorio y antibiótico natural, además de mejorar el aparato digestivo. De ella tan solo debes consumir las raíces y los tallos, pero en ningún caso las hojas.

Aceite de onagra como fuente de ácidos grasos

Para aliviar las molestias de algunos procesos femeninos, como la menopausia o la menstruación, las propiedades del aceite de onagra son muy efectivas. Pero más allá de que pueda ser efectivo para el género femenino, su consumo es bueno también para el masculino, porque es rico en aminoácidos y en ácidos grasos omega 6 y omega 3, lo que reporta grandes beneficios para la salud.

Lo puedes utilizar para reducir los quistes de mama, en los ovarios, trastornos prostáticos, evita la hipertensión, reduce las hemorroides y las varices, los niveles de LDL en sangre, alivia el síndrome premenstrual, la artritis y la artrosis, equilibra el sistema inmunológico, protege al aparato digestivo y es un gran aliado para la estética y belleza.

Té verde

Este té contiene una gran cantidad de antioxidantes y es fundamental para que el cuerpo se mantenga fuerte y sano. Se puede tomar tanto frío como caliente, aporta una gran cantidad de propiedades, beneficios y tiene un gran sabor.

Existen diferentes variedades. Algunas de ellas son Zhū cháGyokuro y Sencha.

Jengibre, el aliado para tu salud y bienestar

La raíz de jengibre procede de Asia y aporta una gran cantidad de beneficios y propiedades. Una de sus características principales es ese sabor ligeramente picante en los platos en los que se utiliza.

Es un potente antiinflamatorio, antioxidante, analgésico. Además, cuenta con propiedades afrodisíacas, adelgazantes, es un gran coadyuvante para combatir catarros y una gran ayuda en las vías respiratorias.

Ajo negro en la medicina natural

El ajo es un producto que aporta una gran cantidad de beneficios para la salud, pero en ocasiones puede provocar ardor de estómago y mal aliento. La variedad de ajo negro elimina esos efectos indeseados, por lo que con su consumo solo obtendrás sus beneficios.

Para conseguir el ajo negro solo hay que someter a un proceso de maduración controlada (en cámaras de madera) una cabeza de ajo común sin pelar. La temperatura debe ser constante y mantenerse a 60 ºC y el ambiente debe ser bastante húmedo. Tras un mes de maduración, los ajos se deben trasladar a otra cámara para oxidarse en un período entre un mes y un mes y medio.

Como resultado, se obtiene un ajo dorado por fuera y de color negro intenso por dentro. La textura es tierna, muy parecida a la del ajo asado. Se puede percibir un aroma suave y un sabor dulce que evoca a frutas. Esto hace que su consumo no perjudique al aliento o provoque malestar a nivel estomacal.

Kale: aporta muchas vitaminas, calcio y hierro

El kale es una planta muy especial que se está empezando a popularizar desde hace no mucho tiempo. Tiene un sabor exquisito y es muy saludable, motivo por el cual se utiliza mucho en la cocina.

Su característica principal son sus carnosas hojas verdes. Pertenecen a la misma familia de otras plantas más conocidas como el brócoli, la coliflor, el repollo, las coles de Bruselas o la col.

Ashwagandha, el remedio antiestrés

Esta planta, originaria de Pakistán y la India, aporta muchos beneficios. En España la puedes encontrar en el litoral valenciano, Mallorca, Ibiza, Murcia o Andalucía.

Forma parte del ayurveda o medicina tradicional india y entre sus características tónicas destacan la capacidad para reducir la ansiedad, el estrés y el insomnio. Pertenece a la familia de las solanáceas y contiene alcaloides que le confieren un toque de toxicidad. Pero sus lactonas esteroidales le confieren un gran poder curativo que la convierte en un superalimento.

Cóctel de minerales y vitaminas como la hierba de trigo

El trigo verde, pasto de trigo o wheatgrass se obtiene en la fase germinal del trigo, que es cuando aporta un mayor valor mineral y nutritivo. Estos germinados son una gran fuente de vitaminas del grupo B, C, K, E y H, aminoácidos y minerales que aportan muchos beneficios para la salud.

Wasabi, un potente antimicrobiano natural

Este producto seguro que lo conoces de la cocina tradicional japonesa, y procede la misma familia que la col y el brócoli. La parte que se consume es la raíz y su característica principal es que es muy picante.

En la medicina oriental se considera un alimento Yang. Esto quiere decir que puede combatir aquellas enfermedades que se producen por un exceso de Ying (resfriados, gripes, dolencias estomacales, dolores en articulaciones u otras enfermedades relacionadas con el frío).

Como aporta una gran cantidad de vitamina C (que favorece el aumento de las defensas naturales), es perfecta para combatir enfermedades relacionadas con las vías respiratorias y con las bajas temperaturas. Pero su gran poder antioxidante le permite también combatir o frenar los efectos provocados por los radicales libres.

Es un potente antiséptico, así que si padeces anemia te resultará muy útil, ya que favorece la absorción de hierro y es un potente antiinflamatorio.

Aloe Vera, usos cosméticos y alimenticios

Es una de las plantas más popularmente utilizadas y conocidas tanto a nivel cosmético como a nivel de salud. Sus propiedades terapéuticas en quemaduras normales, cortes o quemaduras provocadas por el sol son conocidas por la mayoría de las personas. El gel que puedes extraer de sus hojas es muy versátil. Es un jugo es pegajoso y denso, su tacto recuerda al de la gelatina y se obtiene al hacer un corte limpio en las hojas de la planta adulta. En el antiguo Egipto ya se utilizaba por sus propiedades bactericidas y fungicidas.

Es un gran aliado en el sector de la belleza y la salud, porque facilita las digestiones, regenera la piel, controla el azúcar en sangre, alivia las inflamaciones, combate el estreñimiento y puede ayudar a cicatrizar úlceras bucales.

El brócoli como superalimento con propiedades fabulosas para tu salud

En estos momentos en los que es tan sencillo el acceso a la información, las personas son cada vez más conscientes de que una buena alimentación es necesaria e imprescindible para gozar de buena salud.

Esta verdura se puede encontrar en cualquier mercado y se caracteriza por la presencia de isotiocionatos, que no solo le confieren un olor característico, sino que, además, son los responsables de que sea tan saludable.

Es una gran fuente de hierro, por lo que está indicado para casos de anemia. Asimismo, es una gran ayuda para el hipertiroidismo, contiene mucho calcio (por lo que se puede utilizar para la prevención de la osteoporosis y la descalcificación de los huesos), es un gran purificador del organismo, estimula las defensas y alivia los procesos inflamatorios.

También puede prevenir la depresión, porque tiene acciones sedantes que provocan una sensación de relajación y bienestar.

El apio, fuente de vitaminas y minerales

El apio es una de las hortalizas más ligeras, ya que solo aporta 16 calorías cada cien gramos. Está compuesto al 95 % por agua, por lo que es perfecto para hidratarte y no engordar.

Contiene una gran cantidad de vitaminas como la C, E, A, B1, B9, B6 y B2. De hecho, su dosis de vitamina C y A es tan significativa que dos tallos aportan el 15 % del consumo diario recomendado. También es rico en minerales como el magnesio, potasio, zinc, hierro, cobre, sodio, azufre, fósforo, magnesio y silicio, además de tener un alto contenido en fibra.

Entre sus beneficios destacan su potente acción diurética, que es antiinflamatorio, expectorante, ayuda al sistema digestivo, contribuye al funcionamiento de los músculos y del sistema nervioso, reduce los niveles de glucemia y el colesterol malo y lucha contra los radicales libres y el envejecimiento. Además, contribuye a la mejora de la psoriasis, previene y mejora el cansancio, contribuye a bajar la presión arterial, debido a sus pocas calorías es perfecto para eliminar el sobrepeso, es un alimento recomendado para la prevención del cáncer y también tiene una acción expectorante.

Ahora que ya conoces un poco mejor estas plantas, seguro que te resulta más sencillo incorporarlas en tu dieta.