Dieta para celiacos

La Enfermedad Celiaca es una enfermedad causada por la intolerancia al gluten. Se trata de una dolencia autoinmune y sistémica que afecta a individuos con una predisposición genética.

Al consumir alimentos con gluten, el intestino delgado de los afectados sufre la inflamación de sus mucosas, lo que impide la correcta absorción de nutrientes esenciales para el organismo. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran los siguientes: pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales y anemia por déficit de hierro resistente

El creciente número de personas diagnosticadas ha acelerado las investigaciones sobre la enfermedad. No obstante, hasta el momento no existe ningún tratamiento médico que la cure. El único método eficaz para sanar los daños internos y evitar los síntomas es llevar una estricta dieta libre de gluten.

Esta proteína está presente en cereales como el trigo, la cebada, el centeno y, posiblemente, la avena. Es importante saber que el gluten no tiene ningún valor nutricional. Su función es dar elasticidad de la masa de harina, confiriendo la consistencia esponjosa de panes y masas horneados.

¿Cuáles son los alimentos recomendables para abordar una dieta para celiacos?

Una dieta libre de gluten obliga a los celiacos a eliminar una gran cantidad de alimentos. No solo aquellos que contienen los cereales antes mencionados, como el pan o la pasta, sino también muchos precocinados, envases o salsas que incorporan gluten a su composición.

Aparte de esto, deben tener mucho cuidado con la contaminación cruzada, especialmente si se va a comer fuera de casa. Por ejemplo, nunca deben reutilizar el aceite de freír si antes de ha usado para preparar algún alimento que llevara gluten. llevar una dieta sin gluten significa eliminar una gran cantidad de alimentos y tener especial cuidado con la contaminación cruzada.¿Cuáles son los alimentos recomendables para abordar una dieta para celiacos?

La dieta sin gluten debe ser estricta siempre, sana, variada y equilibrada, al igual que el resto de las personas. Por fortuna, y a pesar de tener que limitar el número de alimentos disponibles, la gran ventaja es que todos los productos naturales están en la lista de permitidos: desde las carnes a los pescados, pasando por verduras, frutas, huevos o legumbres. Eso sí, hay que tener cuidado en el modo de prepararlos.

Como ayuda para los afectados, la Federación de Asociaciones de Celiacos Españoles lleva publicando desde 1991 un listado de los alimentos aptos para la dieta sin gluten.

Carnes y huevos

Entre los alimentos de origen animal, los celiacos van a encontrar múltiples opciones para su dieta. Empezando por las carnes, siempre frescas, de vaca, cerdo, cordero, pollo, conejo, entre otras. Los único que deben cuidar es las salsas que quieren incorporarles, ya que las preparadas suelen llevar gluten.

Igualmente, no tendrán problemas en consumir huevos, sin importar la manera de prepararlos. En cuanto a los fiambres y embutidos, es importante que sean precavidos y se limiten a aquellos incluidos en el listado de alimentos de la FACE.

Cereales

Dado que los cereales son los alimentos en los que aparece el gluten, es importante saber que hay alternativas al trigo, el centeno, la cebada y la avena.

El primero, y uno de los grandes aliados de los celiacos en su dieta, es el arroz. Gracias a su versatilidad, va a permitir variar mucho la dieta y que no resulte monótona. Su harina, además, puede usarse para preparar varias recetas sustituyendo a las de los cereales que contienen gluten.

Un cereal (pseudo cereal en realidad) muy de moda por sus propiedades es la quinoa. Es muy rico en minerales y vitaminas y tiene un bajo contenido en grasas. Se puede usar en lugar del arroz en las recetas que deseemos.

Aunque hay algunos más, vale la pena destacar al maíz. Este cereal se ha convertido en uno de los más consumidos por los intolerantes al gluten, sobre todo en forma de harina. Es estupendo para reemplazar a la de trigo y, de esta forma, no tener que privarse de muchos alimentos que, si no, estarían prohibidos por completos.

Verduras y frutas

La dieta sin gluten puede incluir sin problemas toda clase de vegetales y frutas. Se pueden comprar congeladas o frescas, mientras que las envasadas pueden presentar algunos problemas. En caso de duda, lo mejor es consultar la lista de alimentos para celiacos.

Lácteos

Leche, yogures, mantequillas o cuajadas no presentan ninguna cantidad de gluten en su composición y, por lo tanto, pueden ser consumidas por los celiacos sin problemas.

En el caso del queso, hay que ser más prudente. Es cierto que, en si mismo, no presenta problemas. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con algunos tipos de quesos que pueden contener gluten. Se trata, por ejemplos, de aquellos que se comercializan con sabores para untar. En general, se puede decir que cuanto más natural, más seguro es para los intolerantes al gluten.

Pescados y mariscos

Al igual que ocurre con la carne, pescados y mariscos frescos están en la lista de alimentos permitidos. Los que hay que evitar son aquellos en conserva o rebozados. Igualmente, si nos gusta el pescado frito, tendremos que buscar harinas especiales libres de gluten en el supermercado.

Edulcorantes

Los celiacos pueden utilizar edulcorantes naturales como el azúcar o la miel pura. Otras opciones deben ser consultadas en el listado de alimentos de las asociaciones de afectados.

Aceites y grasas

Una de las joyas de nuestra gastronomía, el aceite de oliva, podrás seguir proporcionando todas sus cualidades a los intolerantes al gluten. Lo mismo ocurre con el resto de los aceites, así como con la manteca.

Bebidas alcohólicas

Aunque las bebidas alcohólicas no son muy saludables, también es importante conocer cuales pueden tomar los celiacos. Para empezar, deben eliminar la cerveza, elaborada con cebada. En cualquier caso, cada vez se están comercializando más marcas destinadas específicamente a los que padecen esa dolencia.

En cuanto a las bebidas permitidas, nadie va a tener que privarse de una copa de vino si le apetece. Todos los genéricos son aptos para el consumo: Blanco, Rosado, Tinto, Txakoli, Oporto, Jerez, Añejo, Clarete, Turbio.

Lo mismo ocurre con la sidra o el vermut, además de con otros alcoholes como el vodka, el ron o la ginebra. Solo hay que vigilar aquellas variedades mezcladas, como las preparadas para hacer algunos cócteles.

Sellos sin gluten

Además de poder mirar la ya mencionada lista de alimentos aptos, existe otra herramienta muy útil para identificar los productos que pueden comprar los celiacos y que pueden ser dudosos. Se trata de los sellos sin gluten, creados por diversos organismos para ayudar a los intolerantes.

Los sellos sin gluten son una garantía para celiacos y sensibles al gluten. Es importante aprender a identificarlos y entender también las normas del etiquetado que permiten identificar como productos “Sin gluten” todos aquellos que contengan como máximo 20 ppm.

Entre los más conocidos en España se encuentra el de la FACE, que marca el límite en 10 ppm (partes por millón) y el ELS (Sistema de Licencia Europeo). Este último consiste en una espiga barrada en el interior de un círculo.

¿Las comidas para celiacos son saludables?

Después de echar un vistazo a los alimentos permitidos y comprobar que, en lineas generales, se enmarcan en la llamada dieta mediterránea, es fácil concluir que se puede comer sin gluten de manera saludable.

De todas maneras, los especialistas destacan la necesidad de que los celiacos lleven una alimentación equilibrada. Si esto es importante para todo el mundo, los afectados por la dolencia deben esmerarse mucho más.

¿Las comidas para celiacos son saludables?

La gran ventaja para poder llevar esa dieta saludable y equilibrada es que se puede elegir entre un gran número de verduras, frutas, pescados y carnes. Hay que cuidar, no obstante, el aporte de fibra y otros nutrientes presentes en los cereales que se dejan de consumir. Lo mejor es recibir esa fibra de productos como el arroz integral, el maíz o la quinoa.

Como efecto de la enfermedad, también pueden aparecer problemas para absorber algunos nutrientes, como el hierro y el ácido fólico. En principio, y si no surgen problemas asociados, la simple adopción de la dieta libre de gluten debe eliminar ese problema. Para ayudar a solucionarlo, es bueno tomar alimentos ricos en esas dos sustancias.

¿Cuántas comidas deben hacer al día los celiacos?

En este sentido no hay diferencias con las recomendaciones para los no celiacos. Las últimas tendencias en nutrición aconsejan dividir las habituales tres comidas diarias en cinco tomas diferentes. No se trata de comer más, sino de repartir los alimentos a lo largo del día.

Estas comidas deben repartirse de la siguiente forma: desayuno variado rico en alimentos saludables (como frutas, lácteos o, incluso, alguna pieza de pan tostado elaborado con cereales aptos para celiacos), un pequeño tentempié a media mañana (una pieza de fruta es la mejor elección), el almuerzo (carne o pescado con alguna guarnición saludable), la merienda (puede ser útil un yogur o una pieza de fruta con té), y una cena (la cual debe ser ligera, sobre todo a base de alimentos ricos en proteínas).

 

Deja un comentario