Cómo saber si eres celíaco

La celiaquía es una enfermedad causada por la intolerancia al gluten, una proteína presente en ciertos cereales. Se trata de una dolencia que, hasta el momento, no tiene cura y que provoca la inflamación de la mucosa del intestino delgado entre los que la padecen.

Uno de los grandes problemas de esta enfermedad es que los síntomas son comunes a múltiples afecciones. Por ejemplo, las molestias estomacales o la diarrea son, muchas veces, pasadas por alto al pensar que son simples indisposiciones.

Esto no solo le pasa a los pacientes, ya que muchos médicos también sufren el problema de esos síntomas confusos a la hora de tratar a los afectados. De hecho, hay quien denomina a la celiaquía como “enfermedad camaleónica”.

Esto provoca que, de acuerdo a los expertos, entre el 50 y el 70% de los celíacos en España no estén diagnosticados.

¿Cómo saber si soy celiaco?

Como comentábamos antes, la sustancia causante de la enfermedad es el gluten. Se trata de un grupo de proteínas presente en el trigo, la cebada, el centeno y, probablemente, la avena. Al consumir cualquiera de ellos, aquel que padezca la intolerancia va a sufrir daños en el intestino, lo que genera una incorrecta absorción de los nutrientes de la dieta.¿Cómo saber si soy celiaco?

La celiaquía puede aparecer en cualquier momento de la vida. Sus síntomas, digestivos o no, son muy diversos, complicando el diagnóstico médico.

Para realizar ese diagnóstico de forma segura, se debe practicar un análisis de anticuerpos específicos en sangre . En caso de ser positivo, el médico tiene que corroborar la existencia de la enfermedad con una biopsia endoscópica.

Hasta el momento, no se ha descubierto ningún tratamiento farmacológico que cure o alivie la dolencia. Así,el único tratamiento eficaz para la enfermedad celíaca es la dieta libre de gluten de por vida

Síntomas de los Celiacos

Algunos especialistas han llegado a contabilizar hasta 200 síntomas diferentes asociados con la celiaquía. Entre los más frecuentes se encuentran la pérdida de peso, la diarrea crónica, la anemia, las aftas bucales o los abortos espontáneos.

La aparición de esos síntomas depende mucho de la sensibilidad de cada persona, de la edad y del género. En algunos casos, pueden estar muy presentes. En otros, sin embargo, no aparece ninguno (asintomáticos). Los afectados de este último grupo son, obviamente, mucho más difíciles de diagnosticar.

Problemas gastrointestinales

Dolores de estómago, hinchazón, reflujo y digestiones pesadas son muy habituales entre los celiacos. Sin embargo, el síntoma más presente es la diarrea, que se presenta de manera muy virulenta en muchas ocasiones. Curiosamente, otro efecto bastante habitual es el estreñimiento.

Fatiga y dolor de cabeza

El dolor de cabeza y las migrañas se presentan poco después de haber tomado algún alimento con gluten. Aunque no es fácil estar pendiente, es una de las pistas que deberían llevar a la persona al médico.

Igualmente, los episodios de fatiga y cansancio sin motivo aparente son otras señales de que podríamos encontrarnos con la enfermedad.

Desequilibrios hormonales

Estos síntomas presentan formas diferentes dependiendo en hombres y en mujeres. Estas últimas pueden sufrir problemas en la menstruación, menopausias repentinas o, incluso, abortos espontáneos. En los hombre, la enfermedad puede causar problemas de infertilidad.

Síntomas cutáneos

Una de las señalas más típicas de la celiaquía es la aparición de la dermatitis herpetiforme. Los médicos consideran como la enfermedad cutánea por excelencia de los celiacos

.Síntomas de los Celiacos

Otra dermatitis, en este caso la atópica, también puede tener como causa a esta enfermedad. Su presencia se caracteriza por el enrojecimiento o la inflamación de la piel situada en la codos y rodillas.

La psoriasis, una de las dolencias de este tipo más conocidas, tiene un origen autoinmune, al igual que la intolerancia al gluten. Por eso, si se sufre, es conveniente comprobar si existe una relación entre ambas.

Anemia y pérdida de peso

La dificultad que encuentra el organismo para absorber los nutrientes es la causante de que los celiacos corran el riesgo de padecer anemia ferropénica. De hecho, los médicos consideran la aparición de este tipo de anemia como una señal para realizar las pruebas de diagnóstico de la celiaquía.

Los trastornos digestivos antes nombrados también pueden hacer que la persona afectada pierda peso si que exista una causa aparente. En el caso de los niños, esto se traduce en una talla más reducida con respecto a su edad

Aftas bucales

Se trata de pequeñas heridas que se presentan en el interior de las mejillas o en las encías. Aparecen y desaparecen pero que tienen una causa muy clara en muchas ocasiones: celiaquía.

Tengo familiares con celiaquía

Las investigaciones sobre la enfermedad han establecido que existe una predisposición genética a padecerla. En principio, se han identificado una serie de genes relacionados ( sistema HLA, DQ8 y DQ2), aunque se sospecha que pueden existir más.

De esta forma, tener un familiar con esta dolencia es una buena manera de estar alerta por si se presentan algunos de los síntomas antes mencionados.

Igualmente, si alguien de la familia es diagnosticado, una buena idea sería solicitar al médico que realice las pruebas al resto de la familia, tal y como queda establecido en el Protocolo de Diagnóstico Precoz. 

¿Debo recibir tratamiento médico?

Por desgracia, aún no se ha descubierto ningún tratamiento para la enfermedad. Las investigaciones continúa, pero, hasta la fecha, la única manera de tratarla es comenzar una dieta libre de gluten de por vida.

En el caso de que se diagnóstica en la infancia, se debe comenzar a eliminar de la dieta todo lo que contenga los cereales con gluten. Para los adolescentes y adultos la situación es parecida, aunque quizás les cuesta algo más acostumbrarse a la nueva rutina de alimentación.

La dieta sin gluten es muy eficaz y, llevándola a cabo de manera estricta, el intestino empieza a recuperarse de los daños que haya sufrido. Los que tengan que empezar a seguir esa dieta pueden encontrar ayuda e información en la página de la FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España). La asociación publica un listado de los alimentos sin gluten que se pueden consumir.

 

Deja un comentario